10 años ya….

Publicado en blogs | Etiquetado , | Deja un comentario

Independencia: el fin no justifica los medios

El fin no justifica los medios y el tema catalán es un ejemplo de ello. Respeto a quienes se sienten independentistas y también su opción a defender una República independentista para Catalunya, faltaría más. Pero todo no vale y el acuerdo que ayer alcanzaron Junts pel Sí  y la CUP supone una clara victoria de Mas (por mucho paso al lado que haya dado), y una completa rendición y humillación para la CUP. Ayer ya dije,  tras leerlo, que parecía más una bronca a la CUP que un acuerdo serio. Es increíble que dos diputados de un partido anticapitalista  y de izquierda vayan a pasar al lado de una coalición liderada por un partido neoliberal. Al igual que es incomprensible, desde el principio, la participación de ERC en esa coalición. Tanto la CUP como ERC han prostituido su ideología de izquierda por el sueño independentista. Y esto es algo difícilmente entendible y justificable para quienes somos de izquierda.

Desde España, el PP y el PSOE no tienen ninguna credibilidad en este asunto porque jamás han estado a la altura. Lo único que han hecho es contrarrestar a Mas con soflamas españolistas que han conseguido incrementar más el sentimiento independentista. Ciudadanos más de lo mismo y Podemos, como siempre, ha estado jugando al despiste a ver qué les daba más rédito electoral, aunque hay que reconocerles un discurso más inteligente que al resto en este tema.

La negativa al referéndum fue un error desde el principio y a estas alturas hasta el PP lo sabe. ¿Qué miedo tenemos en este país a consultar a la gente y a cambiar la constitución? Eso sí, para contentar a los mercados se cambia en un plis  plas  y no pasa nada. En cambio, durante la campaña, todos los partidos han utilizado el referéndum de forma interesada y vergonzosa, para su propio interés, pero sin aportar argumentos serios al debate, solo pensando en la rentabilidad electoral. La política está llegando a unos niveles que cada vez hacen más comprensible la desafección ciudadana existente.

En el colmo de la desfachatez, Mas dijo ayer tras el acuerdo que con la negociación habían conseguido lo que las urnas no les habían dado. La democracia la dejamos para pasado mañana, como siempre. Y yo me pregunto, ¿que pensará  la militancia de la CUP, tan asamblearia en sus decisiones, de un acuerdo donde no han pintado ni decidido nada?

Y no olvidemos algo muy importante, el procés no está apoyado por la mayoría de la sociedad catalana, y esto es algo que el mismo Baños reconoció tras el 27S. Somos mayoría los catalanes y catalanas que no queremos la independencia, y eso no nos convierte en españolistas  ni en aliados del PP, por mucho  que algunos lo repitan como un mantra. Nuestra opción es tan respetable como la de la independencia y no nos callaremos.

Algo que pretende  construirse  con pies de barro y sin un apoyo social mayoritario puede desmoronarse  antes de tiempo. Como he dicho al principio, todo no vale y el fin no justifica los medios.

Artículo  publicado en Publicoscopia

Publicado en Cataluña | Etiquetado , | Deja un comentario

Sé patriota…. Y créete solo la verdad oficial #NoAlaGuerra

Vaya por delante que condenó totalmente y sin paliativos los atentados de París y todas las barbaridades y atentados que comete el ISIS, sea donde sea. Quienes más sufren a estos bárbaros inhumanos son sus vecinos geográficos, aunque en Occidente no tenga tanta repercusión lo que hacen porque las víctimas no son de “los nuestros”. Creo que ninguna persona sensata y normal se puede negar a condenar las salvajadas y brutalidades del ISIS.

Dicho esto, me parece un grave error la respuesta de Francia bombardeando Siria y además demuestra que no aprendemos de los errores pasados. Y me parece muy peligroso el discurso belicista que se repite en los medios, con el mantra de que estamos en guerra, para que vaya calando en la sociedad que no tenemos otra forma de acabar con el terrorismo. A ver si aprendemos. La violencia no se combate con violencia, sino que genera más violencia. Los bombardeos de Francia sobre Siria suponen una victoria para el ISIS.

¿Dónde están ahora las poderosas agencias de inteligencia de EE.UU y otros países occidentales? Las mismas que armaron y utilizaron a los terroristas, según sus intereses geoestratégicos, y que acabaron engendrando al monstruo al que ahora combaten. Hillary Clinton ya reconoció en 2009 los vínculos de EEUU con los talibanes, y el presidente ruso, Putin, ha dicho esta semana que varios países del G-20 financian al ISIS. Queda clara la responsabilidad de Occidente en el nacimiento del ISIS. Guerras justificadas sobre mentiras, como la de Irak, no han hecho sino constatar que la guerra es el alimento de la bestia y no sirve para eliminarla.

El coronel Pedro Baños, experto en geopolítica, afirma que para acabar con el Estado Islámico hay que intervenir sus fuentes de financiación. Algo muy lógico y coherente pero que no interesa que se sepa demasiado y que pasa desapercibido entre la vorágine de los bombardeos y el mantra de la guerra como única solución posible para acabar con los terroristas. Si de paso se mata a civiles inocentes no pasa nada, son daños colaterales y a otra cosa.

Ya he dicho al principio que condeno totalmente los salvajes atentados de París, pero creo que los medios están abusando del sentimentalismo y la ramplonería y huyendo del debate serio. Echo de menos estos días discursos que se aparten del mantra oficial y que aporten argumentos. Beatriz Talegón fue expulsada esta semana de 13 TV por manifestarse contraria a la guerra y por decir que los atentados del 11M fueron consecuencia de la participación de España en la guerra de Irak (algo que casi nadie discute ya). Vale la pena ver el vídeo de su intervención para constatar como a algunos medios les importa muy poco el debate y solo buscan defender su “verdad”.

Parece que somos más patriotas si nos creemos una parte de la verdad, la versión oficial, la que nos cuenta que solo con bombas y guerras acabaremos con el terrorismo. A mí ser patriota me importa bastante poco, me importa más ser humana. Me da igual de donde sean las víctimas, me duelen igual. Yo también quiero acabar con los bárbaros del ISIS y por eso exijo a los responsables de su nacimiento, a los mismos que les están financiando y comprando su petróleo, a que terminen con ellos. Pero no con mentiras, ni con guerras, ni bombardeos. Esa no es la solución, es el problema y la causa. Por eso hoy vuelvo a decir bien alto: No a la guerra.

Artículo publicado en Publicoscopia

Publicado en terrorismo | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Cásate con quien quieras, aunque seas del PP

Siempre me ha importado muy poco la vida de los demás y con quién decide cada cual casarse o juntarse. Entre otras cosas porque es algo que pertenece al ámbito privado de las personas. Pero en este caso sí voy a hablar de un matrimonio, aunque sin nombrarlo, para reflejar la hipocresía y la falta de coherencia de algunos. Un alto cargo del PP se casó el pasado viernes con su pareja. Y lo hizo gracias a una ley que aprobó el gobierno socialista de Zapatero en el año 2005. Sí, fue una boda homosexual, entre personas del mismo sexo.

Un matrimonio homosexual, como los miles que se han celebrado desde que se aprobó la ley. En al año 2006 un concejal del PP también pudo casarse con su pareja gracias a esta ley. Se trata de dos personas que se quieren y deciden casarse, simplemente. No importa si son dos hombres o dos mujeres. ¿No importa? Para el PP sí importa, y mucho. Este partido, que gobierna a base de decretos-leyes y leyes mordaza, interpuso un recurso contra la ley del matrimonio homosexual porque “desnaturalizaba” el matrimonio.

Sobre el matrimonio de personas del mismo sexo, el PP ha dicho cosas como que es una “ley asquerosa”, que “ofende a la población”, que “los homosexuales son personas taradas”… Por no hablar de algunas ilustres peperas que han usado peras, manzanas, perros y delfines en sus descalificaciones. Auténticas barbaridades, aunque viniendo del PP nada nuevo, por desgracia. Pero quiero quedarme con lo que decía entonces el presidente de este partido, y ahora también presidente del gobierno, Mariano Rajoy, uno de los invitados a la boda que se celebró el viernes: “Una institución entre un hombre y una mujer para la procreación. Eso es y siempre ha sido el matrimonio”. No creo que se atreviera a repetírselo a su amigo.

Algunos en el PP no veían con buenos ojos que Rajoy acudiera a esa boda y no les faltaba parte de razón, por aquello de la coherencia con el recurso presentado y lo que decían contra el matrimonio igualitario. No sé si Rajoy habrá cambiado de opinión al respecto, ni creo que le escuchemos una rectificación, pero lo que sí sé es que si hubiera prosperado el recurso que su partido interpuso contra la ley, ese matrimonio no se hubiera podido celebrar nunca y él jamás habría asistido. Cosas que pasan. En fin, que cada cual se case con quien quiera, incluso si es del PP. 


Artículo publicado en lavozdelsur.es 

Publicado en homosexuales | Etiquetado , , | Deja un comentario

Catalunya: ¿el debate serio para cuándo?

Ya arrancó oficialmente la campaña de las elecciones catalanas del próximo 27 de septiembre, aunque, por si alguien todavía no se ha enterado, ya llevamos mucho tiempo en campaña. Como catalana y española me afecta de lleno todo el debate sobre la independencia o secesión de Catalunya. Tengo criterio propio y no sigo ningún argumentario establecido, ni de unos ni de otros. Me gusta debatir desde el respeto con quienes defienden la independencia y también con quienes opinan lo contrario. Hace tiempo que descubrí que no existe la verdad absoluta. También he de decir que en las redes sociales a veces recibo “palabras cariñosas” de quienes se quedan sin argumentos. Así, yo puedo ser al mismo tiempo una facha intolerante del PP, para unos, o una acérrima defensora de la independencia de Catalunya, para otros.

Si hay algo sobre lo que tengo una certeza absoluta, además de constatarlo día a día, es que sobre el tema de la independencia o no de Catalunya se están diciendo muchas barbaridades y se están utilizando más las vísceras que el sentido común y el diálogo razonado. Es un tema que merece un debate político serio. Pero para ello necesitamos políticos serios, que den ejemplo y que den la talla. Pero no, en lugar de eso tenemos a políticos mediocres con ocurrencias tales como la de un ministro, de mandar tanques a Catalunya si declara unilateralmente la independencia. Menos dramatismo y más seny, por favor.

Un requisito indispensable para dialogar es respetar a quienes piensan de modo distinto y lo demuestran de forma democrática. La ex ministra socialista Trujillo comparó en Twitter la manifestación de la Diada con una movilización fascista. No es la primera vez que deja entrever su anticatalanismo de forma pública en esta red social. Yo misma tuve el honor de ser bloqueada por ella cuando hace un año le recriminé un tuit en el que escribía que el catalán no servía para nada. Otra más que sienta cátedra, como ya hiciera hace unos días Felipe González, con su infumable carta a los catalanes, que lejos de aportar argumentos serios al debate, lo que consiguió es calentarlo y arrastrarlo al fango.

Lo que sí es cierto respecto a la manifestación de este año de la Diada, y así ha quedado de manifiesto, es que solo representaba a una parte de los catalanes, a quienes quieren la independencia. Pero ha sido un acto democrático y a nadie le han obligado a acudir. Yo no estuve porque no me sentía representada.

Respeto a quienes optan por la independencia, pero no entiendo a quienes reconocen que votarán con la nariz tapada a la candidatura de Junts pel Sí. Creo que todo no vale y que hay otras opciones independentistas claras, más coherentes, que una lista donde el primero no pinta mucho y el cuarto será el presidente en caso de ganar las elecciones… Por no hablar de que el partido de Mas ha sido el de “les retallades”, es derecha neoliberal de toda la vida, igual que el PP pero made in Catalonia, aunque ahora ERC y otros de izquierda lo olviden en aras de la independencia. Por no hablar del 3%…

El olvido o ninguneo a Catalunya desde el centralismo nacionalista español es algo que viene de lejos, y no me refiero a la dictadura de Franco, que merecería un capítulo aparte. José María Carrascal escribió en el ABC, en 1978, un artículo titulado “Catalanizar España”. Entre otras cosas decía que el error de España era no haberse impregnado de más catalanismo y añadía que Catalunya es la gran desconocida en España, poniendo como ejemplo que se conoce más la literatura rusa que la catalana. Tiene razón. Actualmente es más fácil encontrar cursos de catalán, una de las lenguas oficiales del estado español, en una universidad alemana que en una española. Y probablemente ocurra lo mismo con el euskera y el gallego.

Entre Catalunya y España se ha hecho muy poco para tender puentes y mucho para dinamitarlos. Y la dinamita ha prendido casi siempre desde la madre patria. No hace falta ser independentista para reconocer que Catalunya es una nación. Y tampoco hace falta serlo para darse cuenta de que la España del PP, la grande y libre, produce asco y rechazo. Una España que reconozca las distintas nacionalidades y aproveche su potencial, en lugar de arrearles con la bandera y amenazarlas, sería la única España en la que podría encajar ahora mismo Catalunya. Pero me temo que es demasiado tarde. Este gobierno cavernario y retrógrado lo está dejando muy claro. Habrá que pedir muchas responsabilidades a muchos si Catalunya se va. Por acción, por omisión, por indefinición… Y no solo a los catalanes. 


Artículo publicado en lavozdelsur.es

Publicado en Cataluña | Etiquetado , , , | 1 Comentario

¡Maldita humanidad!


Según ACNUR, unas 2.500 personas, entre inmigrantes y refugiados, han muerto en lo que va de año tratando de llegar a Europa, a los que hay que añadir 200 muertos en el último naufragio frente a Libia y los 71 que perdieron la vida asfixiados y hacinados en un camión. Probablemente, por desgracia, mientras escribo este artículo el número de muertos seguirá aumentando. El pasado año murieron 3.500 personas. Según el mismo organismo, 300.000 han podido llegar a Europa este año, que no ha finalizado todavía, frente a los 219.000 que llegaron durante 2014. Es un drama que aumenta y no cesa y está dejando en evidencia a una Europa insolidaria e inhumana. Si no fuera por la ayuda de ACNUR y de otras ONG, como Médicos Sin Fronteras o Cruz Roja, esta tragedia humanitaria tendría unas dimensiones más graves todavía, si cabe.

Se trata de personas como nosotros. Huyen de la guerra, del hambre, de una vida de miseria, de violaciones de los derechos humanos. Muchas de ellas llevan a sus hijos colgando del brazo o en su vientre y solo pretenden una vida digna para ellos. Esta es la mayor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial y desde el mundo acomodado no podemos mirar hacia otro lado sin que se nos caiga la cara de vergüenza.

No puedo imaginarme cómo tiene que sentirse una persona para abandonar su hogar, su tierra, sin tener ninguna perspectiva de futuro y sin más pertenencias que lo que pueda meter deprisa y corriendo en una maleta o mochila. Se me hace un nudo en la garganta solo de pensarlo. Huyen de algo tan brutal que, imaginar cualquier otro horizonte, sea el que sea, les sirve de consuelo y les anima en su peligrosa aventura.

¿Y cómo les recibe la avanzada Europa? Con alambradas de púas, gases lacrimógenos, detenciones inhumanas en las fronteras… En Hungría les ponen una pulsera con su nacionalidad y un número para identificarlos. Como si fueran mercancía. La propia UE parece que hable de melones en lugar de personas cuando se refiere al reparto de cuotas de inmigrantes por países. Y después nos extrañamos de que crezca la xenofobia y la extrema derecha… El discurso también es muy importante y quienes ejercen una responsabilidad pública deberían mostrar más sensibilidad con los refugiados y más contundencia con los inhumanos extremistas.

Porque a Europa le está faltando sensibilidad y humanidad para afrontar esta tragedia. Está reaccionando tarde y mal. Y los principales responsables son los dirigentes de los países que forman la UE. La única forma de solucionar este grave problema, que está costando miles de vidas humanas, es querer afrontarlo de forma global y con medidas concretas, tanto en las fronteras, como en los países de origen de los refugiados. Es necesaria una estrategia conjunta de todos los países de la UE. Necesitamos una UE más humana, más social, más de izquierda. Pero esta UE está liderada por el neoliberalismo, que solo entiende de cifras y no quiere ver la vertiente humana de esta tragedia. Como escribió Bertrand Russell, “este mundo necesita mentes y corazones abiertos, y estos no pueden derivarse de rígidos sistemas ya sean viejos o nuevos”. Necesitamos más humanidad porque están muriendo seres humanos.

¡Maldita humanidad!


Artículo publicado en lavozdelsur.es

Publicado en conflictos armados, inmigración | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Funambulismo ideológico

ideologiaAlgunos están empeñados en convertir la política en una especie de macedonia desideologizada donde todo cabe con tal de arañar votos y, lo cierto, es que en cierta medida se lo hemos permitido.

En la nueva moda de descafeinarlo todo para que al final no quede nada, los nuevos filósofos de la política nos dicen ahora que lo que importa realmente son las ideas y no la ideología. ¿Cómo? ¿Ideas sin ideología? Sí, y jamón de Jabugo sin cerdo también.

Lo más curioso es que todos quieren buscar ese supuesto centrismo que, según las encuestas, es el becerro de oro que les hará triunfar. Y puede que a corto plazo sea rentable bailar la yenka de la indefinición política, pero a la larga termina pasando factura. El centro es esa entelequia que sirve de excusa para la indefinición, en una sociedad donde algunos han llevado al extremo esa modernidad líquida que preconiza Bauman.

El neoliberalismo predica desde sus inicios que la lucha de clases y eso de la izquierda y la derecha está pasado de moda. Claro que para ellos la única clase que existe es la de los ricos. Y este mensaje está calando con éxito y creando un complejo en la izquierda, una especie de burda consigna para no llamar a las cosas por su nombre. Deberíamos aprender de la derecha, que está muy orgullosa de calificarse como tal (y eso que tienen poco de lo que enorgullecerse).

En este loco funambulismo ideológico en el que nos hallamos encontramos ocurrencias veraniegas tan disparatadas como la del PP, calificando al PSOE de “extrema izquierda”, cuando ya prácticamente no les queda ni izquierda. O declaraciones como las de Teresa Rodríguez, cuando dice que le aburre la unidad de la izquierda y que lo que importa es la unidad popular. ¿Acaso hay medidas o ideología popular (del pueblo), que no sean de izquierda? Y lo mismo se puede aplicar a la recién creada plataforma Ahora en Común, donde algunos se manifiestan claramente de izquierda y al mismo tiempo te dicen que eso es mejor no decirlo por el bien de la unidad.

Complejos y más complejos. Dejémonos de tonterías y llamemos a las cosas por su nombre. Sin duda, la mayoría nos agradecerá que les hablemos de forma clara, sincera y sin complejos. Por cierto, yo soy de izquierda y lo digo con orgullo.

Artículo publicado en lavozdelsur.es

Publicado en política | Etiquetado , , , , | Deja un comentario