El nuevo capitalismo del conocimiento


Hiroshi Tasaka habla de la Sociedad del Conocimiento en una entrevista realizada por Infonomía.

La Sociedad de la Información, también llamada Sociedad del Conocimiento contiene una paradoja en sí misma: el conocimiento deja de tener valor debido a su fácil accesibilidad. A través del ordenador podemos acceder a todo el conocimiento mundial. Lo importante ahora es poseer la sabiduría suficiente para reconocer el conocimiento. Tasaka habla de estimular la inteligencia colectiva. La conexión de varias mentes produce más innovación que el pensamiento individual. La herramienta para lograrlo es Internet y la web 2.0, por su carácter interactivo y abierto. Las organizaciones deben abandonar su clásica estructura jerárquica y adoptar una estructura horizontal y abierta, un ecosistema empresarial, donde la mayor libertad de los trabajadores incidirá en un incremento del capital intelectual, y por lo tanto, de la innovación en las organizaciones.

Internet y las nuevas tecnologias están cambiando la sociedad en todos los ámbitos. La nueva economía está basada en el nuevo capitalismo: el capitalismo del conocimiento.

Aquí tenéis el vídeo de la disertación de Hiroshi Tasaka:

Otros artículos relacionados:

Anuncios

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en comunicación, conocimiento, información, innovación, Internet, nuevas tecnologías, vídeos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a El nuevo capitalismo del conocimiento

  1. Bernardo dijo:

    De verdad, me encantaría encontrar alguna empresa privada que lleve a la práctica tales teorías.
    Y digo que las aplique, no que haga brindis al sol para que sus responsables crean que las aplican.
    La verdad, no se me ocurre ninguna.
    Lo siento, pero soy muy escéptico para estas cosas

  2. No es por nada, pero todo eso se decía ya hace un cuarto de siglo.

  3. mercè dijo:

    Bernardo, Patxi, hace un cuarto de siglo las tecnologias no eran las mismas que ahora ni la sociedad tampoco. De todas formas no es fácil cambiar la mentalidad de las organizaciones ni los esquemas jerárquicos.

  4. No eran las mismas pero ya se adivinaban sus posibilidades. Cuando miro los ejemplares viejos de Investigación y Ciencia de los años 70 y 80 -entiéndase artículos sobre computación, micros y demás- veo muchas cosas que ya están aquí.

    Y respecto a las ideas sociales hay algunas obras que sorprenden por su capacidad de previsión, como “La Economía que viene” de Paul Hawken (1983). Siempre me gustó ese libro. También me entusiasmó la lectura de un ensayo de Andrei Amalrik titulado: “¿Sobrevivirá la Unión Soviética hasta 1984?” (1970). Entonces nos burlamos de él, pero los hechos posteriores demostraron que tenía razón y su análisis era correcto.

    Por el contrario Alvin Toffler (“La Tercera Ola”) fracasó en toda la línea. Al año siguiente de publicar su magna obra vino la Era Reagan, que suponía una negación absoluta de todos sus planteamientos.

  5. mercè dijo:

    Bueno, teniendo en cuenta la multitud de agentes sociales que determinan el rumbo de la sociedad es difícil hacer predicciones, y más teniendo en cuenta que muchas veces estos inciden directamente en la elección de una determinada innovación o tecnología. La política y los intereses económicos también tienen mucho que ver en ello. Si no lo has leído te recomiendo un artículo genial que me han hecho leer en una de las asignaturas que tengo este semestre:

    “Tienen política los artefactos”

  6. Simion dijo:

    Cualquier innovacion supone un cambio en la sociedad desde el fuego, la rueda, el hierro, la electricidad, la tarjeta de credito o internet.

    Por otra parte cuando se habla de “Las organizaciones deben abandonar su clásica estructura jerárquica y adoptar una estructura horizontal y abierta” siempre se piensa que los que retrasan ese “mundo feliz” son las empresas. Me pregunto si no seremos nosotros mismos los que no estamos interesados en ser abiertos y desjerarquizados.

  7. Bernardo dijo:

    Una empresa es una dictadura vertical en la que un pequeño núcleo duro, evidentemente no elegido por el resto de la plantilla y muchas veces fuera de la nómina de la misma, es quien toma las decisiones estratégicas.

    Por ello la horizontalidad, que se basa en el flujo constante de información -conocimiento- nunca es bidireccional. A todas las empresas les interesa que fluya de abajo a arriba -desde los chascarrillos a las aportaciones más geniales de sus empleados- pero nunca funciona en sentido distinto, de arriba a abajo.
    Y tiene su lógica. En una sociedad tan competitiva como la actual, la información es el mayor activo de una organización, algo que deben retener, procesar y administrar con muchísimo celo.

  8. mercè dijo:

    Cierto, últimamente las empresas andan preocupadas por la fuga de datos…

  9. Juan García dijo:

    Desde luego, cada día aprendo algo nuevo. Ahora he aprendido que una empresa es “una dictadura vertical”. Y que las decisiones estratégicas las toma un “pequeño núcleo duro no elegido por la plantilla”.

    Y , claro , visto así, en realidad estamos dentro de una “continua dictadura vertical”. El médico dice lo que yo tengo que tomar, y yo no recuerdo ninguna elección a médico..El ingeniero y el arquitecto nos dicen cómo se tienen que construir puentes y rascacielos, y a ver quién los ha elegido..El otro día me subí a un avión, y la azafata me dijo que me abrochara el cinturón..Y ahora que lo pienso tampoco ella había ganado unas elecciones..

    Está bien esto de la información al alcance de todos. Pero a lo mejor tanta, tanta, es que aturrulla.

    Sólo una cosa más: Bernardo, si lo que interesa a las empresas es que la información fluya de abajo a arriba, tampoco se puede hablar de horizontalidad. Seguiría siendo “vertical”. Al revés, pero vertical. Digo yo que la “horizontalidad” sería la información “de aquí pa el de al lao”.

  10. Simio dijo:

    Lo que le interesa a las empresas es ganar dinero.
    Si se ganasen mas dinero con la horizontalidad, se horinzontalizarian.

  11. Bernardo dijo:

    Juan, releo tu texto y aunque pienso que me estás dando la razón creo que querías hacer todo lo contrario.

    Lo que no entiendo es por qué pones al mismo nivel relaciones sociales cotidianas con la gestión de una empresa y el flujo de información o conocimiento dentro de la misma, que es de lo que se trata.

    Entendiendo la empresa como un microcosmos, -la azafata en relación a su compañía, para entendernos, o el médico dentro de su hospital- me reafirmo en que su estructura es siempre jerarquizada, sépase, vertical y que la toma de decisiones es cualquier cosa menos democrática. Y lo digo sólo para refutar a aquellos que abogan por modelos horizontales, en el sentido de que bajo mi punto de vista, en la práctica nadie los aplica.

    Y yo no justifico que la información estratégica de una empresa esté al alcance de todos -mira Fernando Alonso- o que sea importante contar con el respaldo de la mayoría de sus empleados. En la práctica, un esquema así sería ingobernable.

    Más bien siento cierta lástima por aquellos empleados que, al arrullo de estos modernos gurús, se lo creen. O caen pronto del nido o va dados.

  12. jaimeoliver dijo:

    Hola, he leido por encima el debate que ha generado el video. La verdad, es que -como dice Bernardo- yo soy uno de esos empleados que le causa lástima. Creo firmemente que intenet es y supondrá una nueva revolución económica y social. De echo ya muchas maneras de relación se han modificado gracias a este invento. Para mal o para bien, el destino civernético está echado, somos nosotros quién debemos poner las pautas a seguir.
    Claro, es facil hacer brindis al sol, pero aun más fácil es seguir como estamos, no ser creativos, no ceder poder, no pensar en mejores formas de organizarnos…de vivir.
    Por supuesto, un cambio cultural siempre es complicado de predecir, pero se producen. Lo importante es intentar ahí cuando se producen.
    El sitema social y económico imperante se fundamenta en el YO, y sin embargo, el capitalismo del conocimiento se basa en el NOSOTROS.
    Por mi parte prefiero lo segundo a lo primero.
    Un saludo

  13. Bernardo dijo:

    Hola, Jaime
    Es evidente que Internet ha revolucionado la forma de trabajar. Yo mismo desarrollo mi actividad desde casa. (si no de qué iba a estar aquí escribiendo)
    Aun así, soy escéptico en que las nuevas tecnologías lleguen a afectar a la cultura jerárquica de las empresas.
    Evidentemente lo de la “cierta lástima” era por poner un punto de provocación. Cada cual afronta su relación con la empresa en que trabaja como puede, quiere o le dejan 🙂

  14. mercè dijo:

    Hola Jaime,
    Evidentemente las teorías van por delante de la práctica, como casi siempre. Creo que las empresas no pueden sustraerse, ni ningún otro agente social tampoco, a los avances que comporta Internet y las nuevas tecnologias. Otra cosa es el cambio de mentalidad, y que estos cambios se produzcan con mayor o menor rapidez.

  15. Simio dijo:

    Trabajar desde casa o en casa ya lo hacian las costureras, planchadoras o los fabricantes de zapatos en Alcoy…

  16. Bernardo dijo:

    ¿Y quien te dice que yo no soy una costurera, SImio?

  17. Simio dijo:

    Me refiero a que trabajar desde casa asalariado a una empresa no es cosa nueva.

    Si es cosa nueva una costurera que se llame Bernardo. 🙂

  18. jaimeoliver dijo:

    Hola.
    Entiendo que el capitalismo del conocimiento al igual que otras teorías, no son una panacea. Pero si creo en las posibilidades de reforma y mejora de algunas estructuras, sease sociales, empresariales e incluso administrativas, basadas en las nuevas tecnologías.
    Como bien dice mercé, la teoría va por delante de la practica. Ya veremos lo que sucede dentro de unos años.

    Un saludo

  19. Simio dijo:

    Como siempre la tecnologia trae la ilusion de un nuevo mundo. Pero un nuevo mundo no tiene porque ser sinonimo de un mundo mejor.

    La bondad y el conocimiento no siembre van juntas. Lo de “capitalismo del conocimiento” no es mas que una frase ingeniosa.

  20. Pingback: eHomemaker, un ejemplo para el capitalismo del conocimiento… « cuaderno de jaime oliver

  21. Pingback: La clave: gestionar la información « opiniones

  22. Pingback: La gestión del capital humano en las organizaciones « opiniones

  23. Pingback: Las fases de la Gestión del Conocimiento (KM) « opiniones

  24. Pingback: Valor de la Información « Internet y redes sociales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s