A Juan Masiá le vuelven a silenciar: ahora le cierran el blog


Mi primer conocimiento del teólogo y jesuita Juan Masiá fue hace 3 años, a raíz de su expulsión de la cátedra de Bioética de la Universidad Pontificia de Comillas. El motivo: enfrentarse a la ideología ultraderechista de la jerarquía eclesiástica, por defender el uso de los preservativos o abogar por la libre elección del celibato en los sacerdotes. Grandes pecados frente al dogma papal/universal de Roma… Tras esa destitución forzada Masiá dijo en una entrevista que “la Conferencia Episcopal mantiene posturas beligerantes de ultraderecha a través de la Cope, y está más preocupada en mantener el poder que en evangelizar “.

Hoy me entero por el blog Rumores de ángeles, que comparte alojamiento con el blog de Masiá, “Vivir y pensar en la frontera”, en Religión digital (suplemento de Periodista digital), que una vez más le han obligado a callarse. Los mismos, los de siempre, pretenden poner una mordaza a los que, desde una posición de coherencia y sentido común, manifiestan posturas aperturistas frente a la cavernícola jerarquía eclesiástica.

Copio la carta abierta (por si desaparece de repente), que Masiá ha publicado hoy, desde Japón, en su blog, dirigida al director de Religión digital:

“Inquisidores, S.A”, contra el blog de Masiá
CARTA ABIERTA AL DIRECTOR DE RELIGION DIGITAL
Querido José Manuel
Contra el vicio del secreto está la virtud de la información. Para que haya transparencia, te informo públicamente en carta abierta de los intentos de “Inquisición, S.A.” contra este blog.

(Nota: No es errata, por S.J.; efectivamente, es S.A., es decir, Sociedad Anónima; el anonimato suele caracterizar las autorías terroristas).

Hace unos meses, el Superior de los jesuitas en Japón me mostró una carta del P. Elías Royón, Provincial de España, que le transmitía quejas episcopales sobre mis escritos. Me dijo que no había problema de ortodoxia, sino de malestar por parte de algunas “sensibilidades” y me recomendó prudencia y evitar bromas con los mitrados.

(Tú sabes muy bien como periodista que, en este país, se permite gastar bromas con todos los santos y hacer chistes sobre la Trinidad, pero ¡ay de quien se atreva a tratar con humor a los obispos!).

El mes pasado me volvió a informar el P. Sumita de las presiones ejercidas sobre él para persuadirle de que me silencie y acordamos mostrar los posts a una tercera persona imparcial para que examinase si había algo inconveniente que pudiese soliviantar las frágiles sensibilidades de alguna mitra.

Pero parece ser que esto no basta, ya que, según fuentes fidedignas, se siguen multiplicando las quejas desde Madrid a Tokyo; provienen de lo que podríamos llamar, a falta de mejor eufemismo, “una parte de instancias eclesiásticas de una parte del estado español muy identificada político-religiosamente con corrientes neoconservadoras”.

Mi superior japonés desea, naturalmente, mantener una buena relación, tanto con el episcopado español como con sus colegas españoles en el gobierno de la orden, por lo que me aconseja, prudente y conciliadoramente, reducir mis actividades periodísticas a Japón.

Siento renunciar al contacto con un público que me dice le ayudan esos posts tan sencillos. Pero ninguno somos imprescindibles y no merece la pena gastar energías discutiendo con quienes parecen vivir en la España de Buñuel o en los días de Torquemada (les recomendaría que lean a Forges o escuchen La alegría de la huerta…).

Después de haber dedicado los posts del mes de agosto a meditar en voz alta al hilo de los ocho días de Ejercicios Espirituales, he considerado el asunto durante esta semana, en vísperas de celebrar a san Ignacio el día 31, y he decidido tomar bajo mi responsabilidad la iniciativa de dejar este blog.,

Quisiera evitar de este modo que mi inmediato superior, el P. Sumita, al que aprecio y valoro, se vea obligado a ordenármelo formalmente (en lenguaje vulgar, obligado a “tragarse el marrón”), con lo cuál quedaría él como el “malo de la película” y. se quedaría sin dormir la noche antes de decírmelo, como me consta que le pasaba también a quien fue y sigue siendo mi buen amigo, José Ramón Busto, Rector de Comillas, el día antes de defenestrarme, contra su voluntad, de la Cátedra de Bioética, para sosegar nerviosismos cardenalicios y defender la institución.

Además, es preferible que haya transparencia y se conozca desde donde tiran piedras quienes esconden la mano.

Que el periodismo, fiel a la libertad de expresión, siga contribuyendo a que no se sofoque la libertad de espíritu.

Orando por la intercesión de los añorados Vicente Tarancón y Javier Gafo, para que revivan como en Ezequiel los huesos secos de la situación anómala de la iglesia en “algunas áreas del estado español”, con un saludo también para todo tu equipo, recibe un fuerte abrazo esperanzado y esperanzador de

Juan Masiá Clavel, S.J

Página web de Juan Masiá

Mi amigo Alfonso también escribe sobre ello en su blog sobre religión.

Artículo relacionado:

Actualización, 2 de agosto:

Me dejan un comentario indicando que se ha abierto un blog para difundir los artículos de Juan Masiá: En apoyo a Juan Masiá Clavel S.J.

Add to FacebookAdd to DiggAdd to Del.icio.usAdd to StumbleuponAdd to RedditAdd to BlinklistAdd to TwitterAdd to TechnoratiAdd to FurlAdd to Newsvine

Anuncios

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en blogs, Iglesia católica, libertades civiles, religión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a A Juan Masiá le vuelven a silenciar: ahora le cierran el blog

  1. Un blog de RD no es una cátedra de universidad, ni es una parroquia, ni es un sitio oficial de la iglesia, sólo un lugar donde un sacerdote a título personal expresa su opinión, como hacen otros más ( les invito a que lean las burradas que escribe un tal “Reverendo” en el blog llamado “El Púlpito” o al P. Fortea, que producen vergüenza ajena, ¿no tienen nada que decirles sus obispos?)

    Presionar a una persona para que se calle aquí, en un blog de opinión escandaliza porque encima se reconoce que no hay problemas de ortodoxia. A mí me suena a extorsión mafiosa de quienes detentan el poder, lo usan abusivamente porque no soportan la más mínima crítica. Se creen diosecillos, y se sienten atacados en su narcisimo más enfermizo y antievangélico. (Mal demasiado abundante en nuestra iglesia)

    Usan su poder y presión, no al servicio del Evangelio ni la iglesia, sino de su propia imagen, cual estrellas del pop.

    Juan seguirá hablando y escribiendo desde esta nueva web: http://www.juanmasia.net

  2. Richard dijo:

    La sociedad en general, porque hay honrosas excepciones, vive de espaldas a los valores del Evangelio. Éste ya no es el punto de referencia obligado porque en la sociedad prima el hacer y el aparecer sobre el ser, prima el bienestar, el dinero fácil, tantas cosas que están lejos de los valores evangélicos. Ser sacerdote hoy no es fácil. No es fácil, en una sociedad dominada por el afán de poseer, hacer voto de pobreza; no es fácil, en una sociedad dominada por el erotismo, hacer voto de castidad; no es fácil, donde el yo se pone por encima del nosotros, hacer voto de obediencia. Pero estoy convencido de que la sociedad necesita más que nunca de los valores evangélicos. Puede que en el futuro la vida religiosa no sea de masas, pero será necesaria, no sólo en la Iglesia sino en la sociedad, como una alternativa de vida

  3. Alfonso dijo:

    Vaya, no sabía yo de tu conocimiento con Masiá. Ayer escribía yo en Religión Digital sobre eso. Es de verguenza como la canallesca caverna se ceba sobre él. Y luego se llamarán cristianos y comulgarán tan panchos el domingo. Esos mismos que están en contra del aborto, y se quedan igual cuando una bomba le cae a un niño de tres días de edad en Irak. Como cristiano me averguenzo, de verdad.

    Ahí va el enlace a mi blog religioso.
    http://blogs.periodistadigital.com/desdelaspuertasdelsur.php

  4. Emmanuelle dijo:

    Hola, hemos abierto un nuevo blog en la comunidad de El País con los artículos de Juan Masiá para difundirlos cuando pretenden silenciarlo. También está abierto a los comentarios y al diálogo. Te agradecería que lo difundieras, gracias.

    http://lacomunidad.elpais.com/apoyoajmc/posts

  5. Miguel dijo:

    Creo que a pesar de no estar de acuerdo totalmente con el Padre Masiá, su intención es lograr que tengamos un juicio crítico y pongamos en práctica la reflexión sobre temas en conflicto. Del diálogo y la discusión se van aclarando las dudas. Por ello, creo que silenciarlo no es la manera más cristiana de “arreglar las cosas”, la práctica de la prudencia hay que ejercerla de ambos lados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s