Las declaraciones de Cospedal, o cuando la política provoca asco


Asco es la palabra que mejor define lo que siento ante lo que está haciendo el PP con tal de no asumir sus responsabilidades y desviar la atención de los ciudadanos de los múltiples casos de corrupción que existen en su partido. Las declaraciones de Cospedal, nada menos que la número dos del PP, acusando al gobierno de espiar a miembros de su partido, nos da una imagen clara y concisa de cómo el PP entiende la política: todo vale con tal de llegar al poder. Les da igual si en el camino insultan a la democracia, a los jueces, a la policía, y en definitiva, al sentido común y al buen gusto. Es que además están intentando pervertir y cambiar las normas de la justicia a su antojo. Ahora resulta que es el acusado, en este caso el gobierno, quien tiene que aportar pruebas de que las acusaciones son falsas, mientras que Cospedal se permite el lujo de acusar sin pruebas… Esta estrategia esquizofrénica podría triunfar en una república bananera, donde la opinión pública y los ciudadanos se dejaran llevar fácilmente por cualquier prestidigitador de la política. Pero por suerte este no es el caso de nuestro país, y la mayoría de ciudadanos nos sentimos ofendidos ante tal muestra de desprecio a la política, a la democracia, y a las instituciones del Estado. También se permiten el lujo de cambiar las reglas de la comunicación pública, con vídeos grabados previamente y ruedas de prensa sin preguntas. Algo realmente inaudito en un país democrático.

Tal vez Cospedal esté en lo cierto en cuanto a que a varios miembros del PP les estén escuchando ilegalmente, algunos en su propio partido son expertos en estos temas, lo cual nos lleva a pensar que debería buscar a los espías en su entorno más inmediato.  La política es una profesión muy digna, aunque algunos intenten demostrar lo contrario. Lo mejor que puede hacer ahora Cospedal (y no hará), es pedir perdón y, de este modo, salir algo dignamente del barrizal en el que se ha metido y en el que ha arrastrado felizmente a todo su partido, que la apoya incondicionalmente. Mientras más se reafirme en sus declaraciones sin pruebas, más de lleno se mete en el lodo de la política, un lugar en el que el PP suele desenvolverse bastante bien. ¿Por qué será?

Anuncios

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en política, políticos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

14 respuestas a Las declaraciones de Cospedal, o cuando la política provoca asco

  1. Alfonso dijo:

    Eso es lo que ellos quisieran, que la política nos diera asco. Porque como a los suyos, aunque les dé, les igual, seguirán votando. Viejo truco, pero les funciona.

  2. Flashman dijo:

    Esto es consecuencia del trincherismo en que vive instalada la política española, en la trivialización de la propia vida política y en la falta de herramientas con que los ciudadanos contamos para castigar estas actitudes. Alguien que hace semejante acusación sin pruebas debería ser retirado de la vida pública, ya que éstas personas deben ser ejemplos para la sociedad y proyectar una imagen que transmita solvencia. Me da igual de qué partido sea, cada vez me siento más lejos de ésta clase política y más convencido de la necesidad de cambios profundos en el sistema que sometan a un muy férreo control a éstos que se dicen servidores públicos.

  3. Mercè: grandilocuente y muy patético este último post que has escrito para romper una lanza en favor del gobierno. Ya lo sabía yo: twitter es la herramienta del futuro, pero por Dios qué aburrido después de cien o doscientas entradas. La política resulta mucho más entretenida, ¿verdad?

    Yo creo que hay una parte de verdad en las declaraciones de Cospedal. De lo contrario los socialistas no se lo habrían tomado tan a pecho ni habrían sacado del letargo vacacional a sus bandadas de bloggers para que hicieran algo de agitprop. Cuando algo es una chorrada la gente no se moviliza, y menos en un partido como el PSOE. En el PSOE la gente no pierde el tiempo por tonterías, y solo se moviliza cuando percibe un peligro cierto para su partido. Parece que nos encontramos en una de esas situaciones.

    En ese tema del espionaje al PP hay algo. Probablemente no sean escuchas, sino algo más sofisticado, como ordenadores con ratas dentro o conexiones de Internet intervenidas.

    Puede que tú y Alfonso veáis la política como algo dignísimo y útil. Personalmente no creo que haya para tanto. Y menos estando el PSOE de por medio. ¿O es que piensas que un partido que organizó una trama de terrorismo de estado no va a ser capaz de espiar a la oposición? Un juego de niños, oiga. Y más teniendo a tu disposición el mejor equipo de técnicos informáticos de España y unos servicios secretos llenos de gente rarísima que utiliza el frigo de su sede para guardar ciervos muertos. Por lo tanto yo pediría un poco de paciencia en este asunto. Dejemos que la Sra. Cospedal se explique antes de tirar bananas.

    Además, ya fastidia bastante esa muletilla con la que te sale tanto militante socialista al hablar de estos temas: “si tiene usted pruebas denúncielo en el Juzgado”. No lo soporto más. Solo les falta añadir: “…a ser posible ante un magistrado que sea votante del PSOE”.

    Por si a alguno le caben dudas repito: en el asunto de las escuchas hay algo. El gobierno se ha puesto nervioso.

    • mercè dijo:

      Pues mira Patxi, si te soy sincera me hubiera gustado no escribir este post, pero es que estoy un tanto asqueada…Lo que sí es inaudito es que el PP diga que el gobierno tiene que probar que las acusaciones son falsas, cuando toda la vida ha sido al revés: es el acusador quien tiene que aportar pruebas ¿o no?

  4. Enfocarlo de esa manera me parece un error. La presunción de inocencia es válida para las personas. El gobierno no es una persona, por mucho que se esfuercen algunos en enseñarnos a pensar lo contrario. El gobierno es una institución, y está más justificado desconfiar de él, o por lo menos eso es lo que opina una sana corriente de pensamiento político que se remonta a la Edad Media, y sobre la cual se asienta la democracia moderna. El Sr. Flashman, que ha estudiado Filosofía y sabe más de estos temas, te lo podrá explicar mejor que yo. Pregúntale.

    Alguien podrá pensar que vengo en plan tocacojones, poniéndome a favor de Cospedal solo por llevar la contraria. Allá él. No es asi. El asunto es bastante más serio. Si no dar crédito a la Secretaria General del PP, por lo menos escuchar lo que dice. Cuestión de pura lógica: si no es verdad entonces no pasa nada. Todos nos reiremos un rato a costa del poco liderazgo que le queda a Rajoy. Pero si fuera cierto, entonces sí que nos hallaríamos ante un grave problema de abuso del poder por quienes lo detentan.

    A ver si nos vamos enterando de que el gobierno no está ahí para velar por nuestros intereses y hacernos felices, sino para que lo controlemos. Mientras no se entienda algo tan básico como esto, no habrá democracia en España, y la política continuará dándote asco. Por cierto, que tampoco eso es malo. Asco es lo que debe dar, pero no de una manera tan selectiva como a tí y al amigo Alfonso Saborido. Tanto monta monta tanto, Rajoy como ZP. El problema es la clase política, no determinados políticos, sean del signo que sean.

    Investíguense pues esas alegaciones de la Sra. Cospedal. A lo mejor no encontramos micrófonos, pero sí ratas en Windows, o algún pinchazo en el correo electrónico, o ataques man-in-the-middle. Oh, qué emocionante es todo esto. Cospedal, no pierdas tiempo buscando cablecitos detrás del espejo como en La Vida de los Otros. Mira debajo de tu teclado. Hazlo.

  5. CARLOS IZQUIERDO dijo:

    La crisis no ha dado los frutos deseados para el PP. Adelantan en intención de voto al PSOE, pero no despegan y, una recuperación económica podría dar al traste con el objetivo de ver a Rajoy en La Moncloa.Al mismo tiempo, se le acumulan los procesos judiciales: Madrid, Valencia, Mallorca, etc.
    Ante esto, han puesto a funcionar los aspersores de la mierda. Atacan a las instituciones democráticas del Estado sin importarles las consecuencias. No se libra nadie: gobierno, jueces, fiscales, policía, guardia civil, …
    Primero fue María Dolores de Cospedal, la que se presentaba en su día como moderada continuadora del duro Acebes. El tiempo la ha puesto en su sitio y ha demostrado que es más de lo mismo. El que llega, si quiere perpetuarse, tiene que demostrar a las vacas sagradas del partido que es tan de derechas y tan fascista como ellos.
    Después vino Cristobal Montoro. No se le ocurrió otra cosa que exigir al gobierno que demuestre que es inocente, que no se han realizado escuchas ilegales. Este personajillo no sabe que hay una Constitución. Montoro debe pensar con añoranza que todavía tenemos las Leyes Fundamentales de Franco. En un Estado de Derecho hay que demostrar la culpabilidad, no la inocencia. Le pide al Gobierno lo que no se les pide a los terroristas, a los violadores o a los asesinos. Y así se lo han recordado desde el Gobierno, asociaciones de jueces y de policía.
    Y la lista continúa, el gracioso Esteban González Pons y Javier Arenas.
    No podía faltar el señorito andaluz. No es capaz de ganar unas elecciones democráticas y debe estar ya desquiciado. Dice que el Caso del Palma Arena es un ejemplo de la persecución que está sufriendo su partido. Hay que defender a toda costa a los sinvergüenzas (presuntos sinvergüenzas) que se han llevado o desviado casi 50 millones de euros.
    Mientras tanto, Mariano Rajoy contempla el espectáculo y sólo aparece esporádicamente para decir “amen” a lo que hayan dicho alguno de sus muchachos, cual marioneta manejada por el ventrílocuo Aznar.
    Dicen que la estrategia que está llevando a cabo el PP parte de Federico Trillo. No es raro. Quien ha sido capaz jugar con el dolor de los familiares del accidente del Yak 42, ¿de qué no es capaz?
    Estos que ahora presumen de demócratas, en otra época, ellos u otros como ellos, amparaban una Dictadura y perseguían a los que pensaban libremente.

  6. Hombre, por una vez el programa ha puesto un emoticón, avatar o lo que sea en sintonía con los contenidos de un comentario. Lo digo por ese gracioso ser verde con aspecto de haber sido llevado en coche por el Puerto de Orduña que acompaña al mensaje del Sr. Carlos Izquierdo, a quien debemos felicitar por lo acabado de su colección de asertos. Buen trabajo, amigo: nos encontramos ante un muestrario completo de todo el forraje ideológico proporcionado por la propaganda oficial a la izquierda progresista española durante los últimos años: guerra de Irak, Yak-42, caso Gürtel. Te habrás fatigado mucho a la hora de componerlo. No me extraña que tengas esa cara. Tómate una biodramina y se te pasará.

    Mercè, lo que acabas de decir son ataques muy personales contra el jefe de la Oposición y no tienen que ver con lo que aquí se discute. Sin embargo vienen muy bien para demostrar el punto central de mi argumentación. Ese tipo de alegaciones (Rajoy pederasta, homosexual, robacarteras o lo que sea) sí hay que probarlas ante un tribunal. Porque una cosa es Mariano Rajoy como presidente de un partido político, como (hipotético) presidente de gobierno o lo que sea. Y otra muy distinta es Rajoy como particular, como padre de familia o simple ciudadano que los domingos va al fútbol y se fuma un puro.

    Yo digo que hay que desconfiar del gobierno y dar por fundadas las acusaciones de Cospedal aunque solo sea por una cuestión de higiene democrática. El gobierno tiene poder y puede abusar de él. En cierto modo ya lo ha hecho, con una fiscalía que solo persigue casos de corrupción del Partido Popular y manda poner las esposas a unos concejales mallorquines para que toda España lo vea en televisión. ¿Y eso? ¿Está bien? No hay que fiarse del gobierno.

    No hay que fiarse de los socialistas tampoco. Los socialistas en el poder son peligrosos. Algunos de ellos tienen antecedentes delictivos, y no hablamos de casos de corrupción -que el tema daría para mucho- sino también de crímenes: veintinueve hombres muertos, mejor dicho treinta, contando a uno que fue secuestrado por equivocación y murió años más tarde a consecuencia de los padecimientos de su cautiverio. Y alguno de los que pertenecían al gobierno que hizo eso está en el gobierno actual. Pero como ya te he dicho no es cuestión de personalizar. Por lo tanto no vamos a decir quién es. Tú lo sabes perfectamente.

    Hay que ser rigurosos con el gobierno y dejarse de mandangas propagandísticas y seguidismos. Mercè, hazme caso, desconfía del gobierno. No está ahí para asegurar tu felicidad, sino para los fines de quienes lo controlan. Ayer unos chicos de camisa azul, hoy sus hijos del PSOE, mañana sus nietos del PP. Si Cospedal dice que se siente vigilada no es necesario que la creas, pero al menos déjala hablar. Yo sí creo que hay algo.

    • mercè dijo:

      Lo que yo he dicho sobre Rajoy es una calumnia, carente de pruebas, y evidentemente no me lo creo ni yo. Y eso mismo es lo que ha hecho Cospedal, ni más ni menos.

  7. Te veo muy segura acerca de algo que la principal afectada -Cospedal- no sabe a ciencia cierta. Ella solo sospecha que la espían. Estas sospechas son fundadas. De lo contrario no habrían armado ese revuelo en busca de unos micrófonos probablemente inexistentes. Pero sus sospechas son plausibles. Existen medios técnicos que permiten hacer un seguimiento de voz y datos sin necesidad de instalar instrumentos de ningún tipo. No creo que sea este el lugar indicado para ello. Si quieres una buena aproximación al tema y tienes cerca una biblioteca pública pide que te saquen de la hemeroteca el monográfico sobre privacidad informática de Investigación y Ciencia de noviembre de 2008.

    Si Cospedal dice que se siente espiada yo creo que sus afirmaciones tienen una base de verosimilitud suficiente para tenerlas en consideración, aunq

  8. Te veo muy segura acerca de algo que la principal afectada -Cospedal- no sabe a ciencia cierta. Ella solo sospecha que la espían. Estas sospechas son fundadas. De lo contrario no habrían armado ese revuelo en busca de unos micrófonos probablemente inexistentes. Pero sus sospechas son plausibles. Existen medios técnicos que permiten hacer un seguimiento de voz y datos sin necesidad de instalar instrumentos de ningún tipo. No creo que sea este el lugar indicado para ello. Si quieres una buena aproximación al tema y tienes cerca una biblioteca pública pide que te saquen de la hemeroteca el monográfico sobre privacidad informática de Investigación y Ciencia de noviembre de 2008.

    Si Cospedal dice que se siente espiada yo creo que sus afirmaciones tienen una base de verosimilitud suficiente para tenerlas en consideración, aunque ello signifique calumniar al gobierno -yo no lo llamaría calumnia, sino más bien expresión de una falta de confianza en las instituciones públicas-. ¿Quién es el gobierno? ¿Es algo intocable y a salvo de la censura pública como, al parecer, Su Majestad el Rey? El gobierno lo eligen los ciudadanos, lo eliges tú, lo elijo yo. Y si un ciudadano dice que al gobierno hay que hacerle un chequeo porque sospecha que probablemente está cometiendo actos ilícitos, eso está bien.

    Si el ciudadano tiene razón, entonces habrá que actuar en consecuencia. Y si no la tiene no por ello vamos a censurar al ciudadano. Antes bien diremos: “Muy bien, gobierno, ya vemos que te está portando bien. Vuelve a lo tuyo y mucho cuidado con lo que haces, porque en el momento menos esperado te vamos a hacer otra auditoría. Tú nos perteneces, no al contrario.”

    Ojalá hubiera actuaciones como la de Cospedal no de vez en cuando, sino todos los días. Mejoraría mucho la democracia en España. Y hasta los socialistas -y también los otros políticos, claro- podrían aprender algo de ello.

    • mercè dijo:

      Si lees bien mi post verás que yo no dudo de que algunos miembros del PP esten siendo espiados, de hecho no sería la primera vez, pero seguramente Cospedal debería buscar a los culpables entre sus propias filas y no acusar al gobierno sin pruebas.

  9. Esto es un gran avance: Opiniones admite la posibilidad del espionaje, si bien aun no la autoría ni los motivos. Yo pensaba que tú creías que todo esto de las escuchas era una bobada, Mercè. Pero lo de que es el propio PP el que se espía a sí mismo no resulta muy plausible. No solo porque no tiene ninguna necesidad de hacerlo, sino porque los recursos técnicos que permiten la intercepción de llamadas y comunicaciones de datos no están a disposición de un partido político, sino a la de una autoridad administrativa superior.

    Un partido político no puede cambiar los conmutadores de las centralitas digitales. El gobierno, sí. Un partido político no tiene acceso a los servidores del correo electrónico. El gobierno, sí. Un partido político carece de ingenieros sociales y de gente experimentada en búsqueda de datos y en revolver cubos de basura. El gobierno, por el contrario, dispone de ellos a centenares. Si hay alguien que espía, es sin duda el gobierno. Todo lo demás es caer en las trampas del pensamiento desiderativo.

  10. Pingback: El PP se enreda con las redes sociales… « opiniones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s