El contrapunto de las redes sociales


La proliferación y el incremento de uso de las redes sociales en Internet es un hecho constatable. En la Wikipedia hay un completo listado de las distintas redes y el número de usuarios registrados en cada una de ellas. Cada vez hay más perfiles individuales en las redes sociales, y cada perfil lleva asociada una cantidad determinada de información y archivos de todo tipo (texto, imágenes, vídeo, audio…). Gran parte de esa información proviene de quien la sube a esa red social en cuestión, pero también hay otra parte muy importante de información compartida que proviene de otros perfiles y también de otras redes sociales. Los usuarios de las redes sociales estamos constantemente generando, compartiendo y diseminando información que, además, en la mayoría de los casos, puede ser recuperada por cualquier internauta. ¿De quién es esa información? ¿De quién la genera? ¿De quién la comparte? ¿De quién la remezcla, en muchos casos mejorándola? Sin duda el tema es controvertido y es al mismo tiempo el gran encanto de la red, su filosofía. En Internet se cumple más que nunca la profecía de McLuhan y su aldea global: “el medio es el mensaje“.

Todo este rollo preliminar viene originado por una discusión tuitera que he tenido esta mañana con @juleniturbe, a quien sigo hace tiempo en su blog Consultoría artesana en red. Hoy ha escrito el post Tontos y felices, el nuevo arte de traducir 2.0, en el que habla de la traducción de Twitter al español realizada por voluntarios internautas. Julen critica el voluntarismo participativo sin ánimo de lucro frente a la red social como negocio. Pero los usuarios de Twitter, mientras tanto, nos estamos beneficiando de su “negocio”, y además no nos cuesta dinero. ¿Dónde está la contrapartida? En el contenido. En las condiciones, que casi nadie se lee y que básicamente nos anuncia que pueden almacenar y utilizar nuestros datos. En cierto modo es una contrapartida. Usamos Twitter de forma gratuita a cambio de permitir la utilización de nuestros datos. Se trata de poner una balanza y decidir si nos sale a cuenta. Yo creo que si.

Capricho o casualidad de la serendipia, tras hablar con Julen encuentro un artículo de Jason Falls sobre la seguridad de nuestros datos en las redes sociales. Falls opina que las redes sociales exigen compromiso y transparencia por ambas partes, teniendo en cuenta que siempre habrá individuos y organizaciones que puedan traicionar esa confianza. Es un precio que vale la pena pagar. Aunque también advierte que debemos leer con atención las condiciones de seguridad y privacidad de una página web antes de introducir nuestros datos en ella.

Anuncios

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en Internet, nuevas tecnologías, sociología y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El contrapunto de las redes sociales

  1. Pingback: Tweets that mention El contrapunto de las redes sociales « opiniones -- Topsy.com

  2. Pingback: El contrapunto de las redes sociales « opiniones « SNsNews – Beta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s