Alcohol y drogas serán agravantes en los casos de violencia de género


Espero que se apruebe la reforma de la Ley de la Violencia de Género (que sigue siendo machista, a pesar del nombre) y que el alcohol y las drogas dejen de ser atenuantes y pasen a ser agravantes en los casos de violencia machista. Eso es lo lógico. Nunca he entendido que el hecho de que alguien esté borracho o drogado cuando mata o pega a su pareja le sirva como excusa para el acto cometido rebajándole la pena. Es tan absurdo como perverso. El hecho de pegar o maltratar a alguien es muy grave, hay que ser un “animal”, alguien no humano, pero hacerlo borracho o drogado no puede ser una circunstancia eximente en ningún caso.

La situación se agrava si tenemos en cuenta la baja sensibilidad social hacia esta lacra, sólo el 1,5% de los hombres considera grave este problema… Las campañas contra la violencia machista no acaban de funcionar pero siguen siendo necesarias. Reitero lo que escribí hace un año: los que se “arrepienten” y se suicidan tras cometer su asesinato… que se suiciden antes, por favor.

maltrato

Anuncios

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en mujeres, violencia y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Alcohol y drogas serán agravantes en los casos de violencia de género

  1. ¿Y por qué no dejamos de andarnos por los cerros de Úbeda y establecemos la pena perpetua para los casos de violencia machista? ¿O mejor dicho la pena de muerte?

    Vamos a ver, la violencia de género es execrable y merce que sobre ella caiga todo el peso de la ley, pero a lo que no se puede estar es a manipular la ley solo para complacer a la audiencia. El carácter atenuante y agravante de fármacos, alcohol y demás en la comisión de delitos y crímenes es algo que solo se podrá resolver a través de la propia ciencia del derecho, y no de unos cuantos politiquillos exaltados y un público iracundo.

    Antes de legislar sobre un problema es necesario tener bien claro qué es lo que lo causa. En el caso de la violencia de género confluye una pluralidad de factores. Algunos los conocemos, otros no, y finalmente hay una serie de circunstancias que la corrección política nos impide abordar, como es el significativo papel de la población inmigrante en este tipo de criminalidad.

    Bien está que se quiten las atenuantes. Pero pensar que la violencia de género va a disminuir por utilizar alcohol y drogas como agravantes es no estar en la realidad. Además no es necesario. La propia violencia es ya de por sí un delito lo suficientemente grave.

  2. Alfredo dijo:

    Sin querer dármelas de jurista, que no lo soy, si que habría que considerar que la actual legislación, en lo referente a atenuantes y agravantes, y en concreto a su relación con el uso del acohol, se dice que su uso será atenueante si esa circustancia es casual pero no lo es si es habitual su consumo o si se consume específicamente para cometer el delito.

    Dicho esto, mi parecer es contrario a que el uso del alcohol sea considerado atenuante para cualquier delito, por principio.

    Por otra parte me parece que el hecho de legislar “a salto de mata”, esto es, según un delito u otro vaya ganando “popularidad” no es correcto; hay suficiente legislación para enfrentar al delito y al delincuente. en el caso de la violencia de género o doméstica puede usarse la legislación correspondiente a supuestos de agresión, si acaso, añadiendo un nuevo punto a la norma agravando en la pena al que realizara esas agresiones en el ámbito de la familia o equivalente. En la actualidad se crean tantas leyes nuevas que es casi imposible llevar la cuenta.

    Menos leyes y más Justicia. Cadena perpétua “de facto” (cumplimiento total de la pena) y quizás abrir un diálogo para considerar la pena de muerte para quien pueda, ni deba, vivir en sociedad.

  3. Efectivamente, cuando hay una agresión y con ella intenciones criminales es suficiente aplicar lo que disponen las leyes penales en materia de homicidio o asesinato según el caso. Pero hacer intervenir el alcohol y las drogas en el tema de la violencia doméstica resulta impropio, y no se puede decir que sus Señorías hayan estado acertadas en esta ocasión. La ley está para cumplirla, no para hacer de ella un espectáculo con fines de propaganda política.

  4. Pingback: El arte de la guerra » Si hubiera que destacar algo… (V)

  5. César Noragueda dijo:

    QUÉ LEY TAN FEMINAZI

    VEAN LO QUE PASA CUANDO LA VIOLENCIA DE GÉNERO ES DE MUJER A HOMBRE, INTENTO DE MASCULINICIDIO:

    La Audiencia de Barcelona ha condenado a dos años de prisión a una mujer por acuchillar a su compañero sentimental, después de que éste la hubiera humillado llamándola “gorda” varias veces durante una cena familiar en un local público. En la sentencia, la sección veintena de la Audiencia condena a la procesada por un delito de lesiones, pero le rebaja la pena al considerar que la mujer atacó a su pareja debido al “disturbio emocional” que le causaron los comentarios despectivos sobre su persona, y tras haber mezclado alcohol con antidepresivos. La agresión ocurrió en abril del año pasado en el domicilio familiar de Abrera (Barcelona), hacia las tres de la madrugada, al regresar la pareja a casa tras haber celebrado una cena familiar en un local público de la población, con motivo de la festividad de Sant Jordi. Según cree probado el tribunal, durante esa cena la víctima dirigió a su mujer varios “comentarios humillantes sobre su aspecto físico”, con frases como “no comas más que estás gorda y tendrás que buscarte otro hombre, o “no puedes correr de lo gorda que estás”. Una vez en casa, la procesada intentó que su pareja le diera explicaciones sobre esos comentarios, pero éste se fue a la cama sin querer hablar del tema, por lo que la mujer ingirió para relajarse varias pastillas antidepresivas de las que habitualmente tomaba y se bebió dos latas de medio litro de cerveza cada una. Posteriormente, prosigue el fallo, la procesada asió una navaja de la cocina y, “en un impulso en el que perdió el autocontrol”, le clavó repetidamente la navaja hasta causarle once heridas. Al reaccionar su pareja encendiendo la luz y gritándole “¿Qué haces?”, la procesada fue consciente de lo que hacía y trató de auxiliar a su compañero, taponándole las heridas, mientras insistía en llevarlo al hospital y llamar a los mossos d’esquadra. En opinión del tribunal, en el juicio quedó probado que la mujer padecía una depresión mayor, con marcada ansiedad, de la que llevaba dos años tratándose, y que presenta una capacidad intelectual límite. En esa línea, la sala concluye que la mujer actuó debido a la mezcla de alcohol y antidepresivos ingerida, que la movió a agredir a su pareja “de forma mecánica” al sentirse humillada y desatendida, especialmente teniendo en cuenta que se trata de una persona “con baja autoestima”. Al apreciar esa atenuante de trastorno mental y otra de arrepentimiento, frente a sólo una agravante de parentesco, el tribunal impone a la acusada dos años de cárcel, el grado mínimo de la pena prevista por un delito de lesiones, por lo que en principio la mujer podría eludir el ingreso en la cárcel.

  6. El comentario del primer “César Noragueda” es una suplantación de mi persona llevada a cabo, sin lugar a dudas, por Luigi, conocido como El Tarado Revientaforos, que se dedica a hacer varios tipos de apología, incluyendo de la violencia, a vejar a cualquiera que se interponga en su camino y a destrozar foros que no le sean afines.

    César Noragueda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s