“Internet no es un medio, es un espacio público”


Algunos medios están ahora en pie de guerra contra Google cuando en realidad deberían agradecerle la difusión que realiza de sus contenidos. Luis Collado, responsable de Google News y Google Books en España, manifestó ayer al respecto: «no somos más que un vehículo para que más usuarios encuentren y accedan a los medios digitales que informan al público. Y no tenemos ninguna fórmula de negocio asociada a este trabajo. Creemos que estamos ofreciendo un servicio que da más visibilidad a los medios de prensa online y no somos más que la puerta de entrada a ellos».

Mientras algunos medios plantean cobrar por sus contenidos online, otros  creen que su futuro pasa por estar abiertos a la información, en un modelo sostenido por la publicidad digital. Aunque son muchos los que todavía no han entendido, o no quieren entender, el cambio y la oportunidad que les ofrece la red y atribuyen a ésta la causa de todos sus males.

He cogido el título de este post del artículo que Juan Varela publicó ayer en su columna de Público y también en su blog: Defensa del enlace. Copio una parte del mismo:

Pero internet no es un medio. Es un espacio público donde los ciudadanos viven, se comunican, informan y comparten. La privatización perjudica a la sociedad. Cualquiera tiene derecho a cobrar por su producto o a reservarlo para sus clientes, pero nadie debería poder limitar el acceso al espacio público. Si no quieren estar, pueden retirar sus contenidos con una simple operación técnica. No lo hacen por la pérdida de visibilidad, audiencia y reputación lograda en buscadores, agregadores y por las citas en las redes sociales.

El enlace no es el contenido. Es el primero de los mitosdenunciados ya en 1997 por Tim Berners-Lee, creador de la web. La ley española de propiedad intelectual garantiza la cita y el uso de información de actualidad, como la legislación internacional, pero permite reservar derechos o cobrar. Hacerlo sería un paso atrás en la ampliación de la esfera pública y el derecho a la información, propiedad de los ciudadanos, no de los medios. La disputa económica por el negocio no puede atentar contra el interés público ni expandir el modelo de pago para privatizar lo que es de todos. Los medios deberían preocuparse más de por qué tantos usuarios se conforman con una cita y no olvidar que sus contenidos son también resultado del espacio público.

Leer el artículo completo

Anuncios

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en comunicación, información, Internet, medios de comunicación y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a “Internet no es un medio, es un espacio público”

  1. Bueno, lo de que no tienen ninguna fórmula de negocio asociada es exagerado. Sí lo tienen: publicidad personalizada. Tú misma lo puedes comprobar, observando los discretos anuncios que salen en los márgenes tras haber hecho una búsqueda. Los chicos de Google son muy listos. Resulta obvio que si el tema son las cámaras digitales te aparezcan anuncios de cámaras digitales. Pero, ¿cómo pueden saber que tengo una Panasonic Lumix LX2, para acto seguido recomendarme el modelo superior con una serie de avances que me permiten sacar unos verdes más saturados, tipo película Fujichrome, de uno de mis entornos favoritos, la campiña segoviana?

    Si la cosa quedara ahí ni tan mal. Pero ahora Google está aprendiendo visión artificial. Si esto te parece una simple curiosidad tecnológica, déjame que te ponga un ejemplo: chico en la disco a las 2 de la mañana. Entra universitaria, morena despampanante. Lechuguino enfoca a universitaria con el iPhone y toma foto. Google busca el rostro en una base de miles de millones de imágenes a la velocidad del rayo. Google encuentra perfil completo de chica en Facebook: cómo se llama, dónde vive, qué estudia, y finalmente lo más importante: cuál es su número de móvil (Que no se entere Enrique Castro de esta funcionalidad, no tardaría ni diez minutos en cambiar de compañía para hacerse con el trasto).

    O bien: editor de libros de informática sale al porche de su casa y enfoca el móvil hacia el cielo estrellado. Gracias a un servicio GPS integrado y un sensor de posición, en la pantalla van saliendo los astros con etiquetas amarillas en las cuáles se puede leer su nombre. Esposa boquiabierta. Marido no menos y además se le cae el puro de asombro. Muy bueno para aprender astronomía, ¿no?

    Otro: salida nocturna en una gran ciudad. Qué rollo. ¿A dónde vamos? iPhone en mano buscando twitters en la zona. Gran número de ellos vienen de un club en las cercanías, con mucho ambiente, Otro de un tugurio donde se organizan peleas ilegales de gallos. A cara o cruz.

    ¿Parece exagerado? Los dos últimos ejemplos son ya una realidad. El primero lo será muy pronto. Asi que mucho cuidado con Google. Tiene cosas buenas, pero también es un auténtico kraken de informaciones de todo tipo. Sabe más sobre tí que tú misma. Convendría reflexionar con más frecuencia sobre el tema. Como empresa Google es sin duda uno de los proyectos más fascinantes que se haya emprendido jamás. Pero también ha puesto en marcha un proceso de destrucción de la privacidad que no sabemos bien hasta donde puede llegar. Te lo dice alguien que en su vida real investiga y escribe artículos para revistas de ingeniería sobre este y otros temas por el estilo.

    Recientemente algunos comentaristas del hilo dedicado a la cadena perpetua me acusaban de querer ser omnisciente o algo parecido -a propósito, Mercè, los argumentos que han dado sobre la conveniencia de plantear la perpetua teniendo en cuenta la duración de las condenas en España y en el extranjero son bastante buenos, y merecería la pena reconocerlo, porque tienen razón.- Yo no soy omnisciente, pero Google sí. Si hay alguien que haya sido víctima de delitos graves enseguida se sabe. Para poner un ejemplo, hasta se sabe que la abuela de uno de ellos escribía con la mano izquierda.

    • mercè dijo:

      Así y todo a mi me compensa todo lo que me ofrece Google sin pagar ni un duro. Sin duda la balanza me es favorable por el momento. Aunque no se trata sólo de eso, sino de que algunos no entienden todavía lo que significa la red, y encima le achacan todos los males del mundo.

  2. Es como en todo: hay que hacer una lista de cosas buenas y otra de cosas malas y después sopesarlas. Yo tampoco podría vivir sin Google. Pero me gustaría que sus directivos, en vez de ofrecer todas esas herramientas y juguetes novedosos, dijeran de vez en cuando al público de qué nuevas formas están procesando sus datos.

  3. Pingback: Mis recomendaciones de esta semana en Red de Blogs Socialistas (15) « El viento rozando mi cara (Blog de Enrique Castro)

  4. Pingback: Resumen semanal RBS | Entre Códigos

  5. Pingback: El arte de la guerra » Si hubiera algo que destacar… (X)

  6. Pingback: #NoaLaTasaGoogle: otra vez criminalizando el enlace | opiniones (de mercè perelló)

  7. Pingback: Di no a la tasa Google - Blogpocket

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s