Tuitear o no tuitear, ¿esa es la cuestión?


Perfiles que sigo en Twitter (realizado con Twitter mosaic)

Twitter, la red social de microblogging, está de moda y ahora hay que apuntarse corriendo y tuitear como locos. Pues no. Y lo dice una twitter-adicta. Sinceramente mi primer consejo es no meterse porque sí. Si creas un perfil en Twitter debes mantenerlo. Eso no significa tuitear las 24 horas del día, ni estar conectado permanentemente, pero sí estar alerta de las actualizaciones que te interesan. No soy ninguna experta ni tengo la solución infalible para manejar correctamente un perfil en Twitter, pero si quiero dar algunos consejos desde mi experiencia en el uso de esta red:

  • Escoge bien los perfiles a quienes vas a seguir. Que sea porque te aportan valor, a nivel personal, profesional, o ambos al mismo tiempo.
  • Si alguien empieza a seguir tu perfil y consideras que puede aportarte valor síguele tú también. Si por el contrario, constatas que no puede aportarte nada, no le sigas. Hay veces que no es fácil entender por qué están interesados en tus tuits. Como por ejemplo si te sigue una avenida en San Diego (California).
  • No te agobies pensando en incrementar tus seguidores a toda costa y huye de las aplicaciones para conseguirlos fácilmente. Si alguien te quiere seguir que lo haga porque quiere y le aportan valor tus tuits, no porque lo diga un algoritmo casual.
  • Calidad antes que cantidad. Como dice Emilio Márquez, “Lo ideal es conseguir un equilibrio entre seguidores y seguidos para que nuestro karma sea positivo en esta conocida red social.” Estoy de acuerdo. En mi perfil, en este momento, sigo a 936 personas y me siguen 956, lo que significa un ratio following/followers o seguidos/seguidores (ahora que Twitter ya está en español), de 0,97.
  • Si no puedes estar conectado todo el tiempo y no quieres perderte la conversación puedes sindicar los feeds de las actualizaciones de Twitter en tu agregador habitual (Google reader, Feedly…). Así puedes ver de forma rápida los tuits de las personas a quienes sigues.

En resumen, estar en Twitter de forma coherente requiere un mínimo esfuerzo, al igual que pertenecer a otra red social, escribir un blog o cualquier otra actividad que lleves a cabo en Internet. Me declaro una forofa de Twitter. Es una buena herramienta de comunicación y difusión de la información. Pero es mejor no registrarse, aunque esté de moda o quede bien, para luego abandonar el perfil al poco tiempo, sin saber muy bien donde nos hemos metido.

Anuncios

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en comunicación, información, Internet, nuevas tecnologías y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Tuitear o no tuitear, ¿esa es la cuestión?

  1. No me gusta estar siempre en plan tocapelotas, pero es que esta vez no me puedo resistir. Viendo cómo se repite la pauta de las imágenes uno piensa que a lo mejor todo esto de twitter y las redes sociales no es en en el fondo más que algo parecido: una mezcla entre bluff mediático y más de lo mismo.

  2. Pues mira, te voy a hacer caso y seguiré tu recomendación.

  3. Pingback: Twitter y el debate político | opiniones (de mercè perelló)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s