Sobre las declaraciones de Alierta…


César Alierta, presidente de Telefónica, dijo el pasado viernes: “es evidente que los buscadores de Internet utilizan nuestra red sin pagar nada, lo cual es una suerte para ellos y una desgracia para nosotros. Pero también es evidente que esto no puede seguir. Las redes las ponemos nosotros; los sistemas los hacemos nosotros; el servicio posventa lo hacemos nosotros, lo hacemos todo. Esto va a cambiar, estoy convencido”.

¿Cómo? No se puede tener una cara más dura y mayor afán de ganar dinero a toda costa… No sólo dice cosas que no son ciertas, sino que no le importa hacer el rídiculo más absoluto. ¡La ignorancia al poder!

Estas declaraciones suponen un torpedo directo a la neutralidad de la red. Según los principios de la FCC (Federal Communications Commision), la red debe ser libre y abierta. Los operadores de red no pueden impedir el acceso al contenido, aplicaciones y servicios de Internet por parte de los usuarios, ni discriminar contenidos o aplicaciones de la red.

El profesor de derecho de ESADE, Amadeu Abril, dice en El País: “El tráfico no lo genera Google, sino los clientes de Telefónica y de las otras operadoras que acuden a Google. Es como si los gestores de una autopista cobraran a los conductores que viajaran para cerrar un negocio un peaje más caro que a un turista. Es decir no cobraran por el kilometraje o el volumen del vehículo sino por criterios subjetivos como la rentabilidad del viaje para el conductor. Por otra parte, ¿quién genera más ocupación de banda, un buscador o el intercambio de archivos y las descargas? Además, discriminar el tráfico crearía complicaciones a la operadora”.

Son muchos los blogs que han recogido y rebatido las elucubraciones  de Alierta:

Rubén Cantón, en El presidente de Telefónica cree que puede camorrear a Google:

Claro, porque no tienen bastante con otorgarle a España el mérito de tener una de las conexiones a Internet más caras de Europa cobrando a sus clientes precios abusivos por un servicio lamentable y tercermundista, sino que además, en vez de avergonzarse por ofrecer un servicio tan triste y ser una de las compañías más vergonzosas de Europa, el presidente de Telefónica ha observado que existen empresas grandes que además están bien valoradas por sus trabajadores, lo que rompe su concepto de la realidad explotadora del obrero y por ello llega a la siguiente conclusión:

Las redes las ponemos nosotros, el peering lo hacemos nosotros, los sistemas los hacemos nosotros, el customer care lo hacemos nosotros, el servicio post-venta lo hacemos nosotros, el servicio de instalación lo hacemos nosotros… lo hacemos todo. Quiero decir, ellos tienen algoritmos y contenidos…

Juan Varela, en Telefónica amenaza la neutralidad de la Red:

La FCC permite a las telefónicas regular la velocidad de sus redes por motivos técnicos -saturación, problemas en la red, etc.- pero no por motivos económicos. Europa parece más empeñada en estimular el tendido de las lineas de nueva generación y dejar a las telefónicas, entre las que están todavía los viejos monopolios, la posibilidad de cobrar a los proveedores por sus servicios.
En el debate está el futuro de una red abierta y libre, el acceso de los ciudadanos a la sociedad de la información sin más restricciones económicas, y el desarrollo de un nuevo modelo de gestión y rentabilización de internet que los operadores de telecomunicaciones, igual que las televisiones, diarios, industria de la música, etc. quieren que sea compartido. Todos presionan para acabar con la franquicia de las empresas de internet y repartir los beneficios del acceso de los usuarios a los contenidos y servicios. A cualquier coste.

Enrique Dans, en Alierta y la neutralidad de la red:

Cuando César Alierta se hizo cargo de la Presidencia de Telefonica en el año 2000 a instancias del gobierno del Partido Popular, el comentario de Jose Mario Álvarez de Novales, Profesor de Dirección Estratégica y mi mentor en IE Business School, que aparece recogido en Wikipedia, fue claro y contundente: Alierta no conocía el negocio de las telecomunicaciones cuando tomó el mando de la empresa. Diez años después, las declaraciones del Ercilla dejan claro que la situación no ha cambiado un ápice: Alierta sigue sin conocer el negocio de las telecomunicaciones. Para la dirección de la compañía, que lleva a cabo con criterios exclusivamente financieros, se rodea de un gabinete de asesoría en el que figuran algunos profesionales de gran talla y conocimientos, pero que no pueden evitar que de vez en cuando ocurran estas cosas: que su jefe se suelte la lengua por la razón que sea, y diga verdaderas tonterías.

En esta ocasión, César Alierta ha manifestado su absoluto desprecio por el concepto más importante de Internet: la neutralidad de la red. Reconocida hasta por el propio presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, como la piedra angular que define la naturaleza de Internet, la neutralidad de la red ya no es un concepto sujeto a discusión, sino una palmaria evidencia, un axioma fundamental: sin neutralidad, Internet deja de ser Internet, y pasa a ser otra cosa. La pretensión de Alierta de “cobrar a los motores de búsqueda” como si eso fuese posible sin desnaturalizar completamente la esencia de lo que Internet es y representa solo puede explicarse recurriendo a la ignorancia – o a la estupidez.

Ismael Peña-López, en Costes y usura en la Red:

Internet se basa en intercambio de información entre un servidor y un (vamos a simplificar) ordenador personal. Un ordenador hace una petición (manda información) a un servidor y este último devuelve (manda información) al ordenador o cliente lo que le han pedido. Cuando contratamos acceso a Internet para el ordenador de casa, pagamos por poder mandar información (subida) y por poder recibirla (bajada o descarga). Como normalmente recibimos muchísima más información que la que mandamos (mandamos una pequeña orden de unos pocos bytes y, a cambio, nos bajamos un video de YouTube de varios Kilo- o Megabytes), nos interesa contratar más capacidad de bajada que de subida, de ahí el ADSL, cuya A significaasimétrica. Si quisiésemos mandar (o descargar) más información, nos basta con contratar (y pagar) más ancho de banda.

Los proveedores de servicios de Internet (Google y YouTube, pero también El País o la Agencia Tributaria) contratan más ancho de banda que un hogar cualquiera. Y pagan por ello. Digámoslo otra vez: los proveedores de servicios de Internet sí pagan por usar las redes de telecomunicaciones.

Lo que César Alierta pretende no es que paguen, que ya lo hacen, sino que compartan (a la fuerza) los beneficios de sus actividades en Internet. Cómo he leído o me han comentado (perdón por no recordar la referencia) es como si el peaje de la autopista fuese variable en función de si somos domingueros o si transportamos oro en lingotes. Lo que comúnmente se llama usura. Técnicamente no creo que sea ninguna barbaridad y se me antoja harto posible; en términos económicos y, sobre todo, sociales, creo que la cosa cambia.

Anuncios

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en información, Internet, nuevas tecnologías y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Sobre las declaraciones de Alierta…

  1. Mercé,

    Como antiguo curreta de Telefonica querría decir que nunca, nunca, ni siquiera diez años después los presidentes de Telefónica han sabido algo de telecomunicaciones.

    Villalonga, el que menos, Velázquez y Alierta, ambios de Tabacalera, Solana, Sánchez Terán. Todo estos han sido los últimos de los treinta años anteriores.

    Del Consejo de Administración, solo sabe de telecomunicaciones y del negocio a lo más uno o dos. De la Comisón Directiva entre los 10 o 12 solo saben dos o tres.

    Las cosas funcionan del modo siguiente, realizadas por los que saben, muchas veces son consultorías. Esto es lo que hay que hacer, esto es lo que hay que pedir, estos son los cambios técnicos que podrían hacerse y esto, esto… lo que es fundamental, es lo que se puede ganar mas.

    Si Alierta ha dicho eso es porque tienen ya toda la estrategia, pero no nos asustemos, a veces eso suele dormir en el cajón de los recuerdos, y sirve para presionar en otras cosas. Presionar no al gobierno que en la práctica no tienen competencia, eso es para las rondas negociadoras con el USA del Obama. Se trata de sacar algo en relación con la política de la competencia, con las obligaciones de interconexión , con compensaciones o simplemente para retirar algunas multas que pueda haber. O más, puede que haya cuestiones de fusiones en el sector y quieran vía libre de Europa.

    Saben lo de la neutralidad de la red, saben de lo que dice San Obama, saben al dedillo los resquicios que puedan dejar las directivas y algo pueden que hayan encontrado.

    Ya iremos viendo, nos ponen el trapo rojo y hala entramos a tope. Hay que manifestarse en contra, desde luego, pero hay que ver un poco más allá.

    Saludos,

  2. Pese a no tener ni idea de telecomunicaciones, no son listos ni nada toda esa pandilla de h***s de p**a.

  3. Por mi culpa ya no podrás poner publicidad de Movistar en tu blog.

  4. Pingback: Teatro, política y blogs « 14 de abril

  5. Pingback: La neutralidad de la red « opiniones

  6. Pingback: La neutralidad de la red, metidas de pata y casualidades inquietantes « opiniones

  7. Pingback: ¿No hay otra forma de que la cultura sea libre? | opiniones (de mercè perelló)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s