Las redes sociales no son cosa de frikis


Las redes sociales están cada vez más presentes en nuestra sociedad. Su potencial de comunicación, la rapidez (inmediatez) de difusión de la información y las ilimitadas posibilidades que les confiere el entorno de la web han hecho que cobren la importancia que merecen.

Evidentemente cada cual puede seleccionar las redes donde quiere estar y los contactos que le interesa mantener en ellas, en función de sus gustos personales y/o profesionales. Yo tengo perfil en Twitter y Facebook, y cada vez son menos quienes me consideran una friki, aunque todavia los hay. Ellos se lo pierden 😉

Las empresas tienen cada vez más presencia en las redes sociales y las utilizan como factor estratégico para cumplir sus objetivos. También los políticos (unos mejor que otros), han comprendido el potencial de estas nuevas vías de comunicación. Hasta el todopoderoso buscador Google ya integra en sus resultados a las redes sociales, por no hablar de su último producto, Google buzz, en clara competencia con Facebook.

En este vídeo realizado por la empresa 101 podemos hacernos una idea sobre la importancia creciente de las redes sociales y su uso en España. Algunos de los datos que recoge:

  • Facebook tiene 350 millones de usuarios en el mundo y 8 millones en España (2009).
  • España es el 7º país del mundo en uso de las redes sociales.
  • España es el tercer país que genera tráfico en Twitter.
  • Las empresas que utilizan las redes sociales obtienen más beneficios que la competencia.
  • El 67% de la recaudación de Obama fue online, utilizando las distintas redes sociales.
  • 300.000 marcas ya hablan con sus fans en Facebook.

Anuncios

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en comunicación, información, Internet, sociología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Las redes sociales no son cosa de frikis

  1. ¿Por qué será que siempre que leo juntas en una frase las palabras “red social” y “friki” me viene a la cabeza el nombre de un viejo amigo, famoso por su talento para crearse enemigos en las redes de bitácoras progresistas?

  2. Antes olvidé explicar el contexto de mi observación, que no pretende quedarse en un chusco comentario. Durante los últimos días -vacaciones en casa- me he entretenido mirando algunos posts antiguos en diferentes blogs de Las Ideas y otras redes por el estilo y he podido comprobar la utilidad de la web 2.0 no solo como herramienta de comunicación sino también para cometidos de investigación. Gracias a José Luis Prieto -cuyo blog es para mí el mejor de todos los que he leído hasta la fecha, por diferentes razones que no es el momento de exponer- he conocido la verdadera historia de Las Ideas y de su fundador Enrique Padrós. Y también el papel que ha desempeñado César Calderón en el paso definitivo a la tecnología 2.0 de todo este mundillo de tertulias de abogados y páginas web estáticas.

    Como detalle anecdótico y sin ánimo de levantar polémica, me lo he pasado de miedo siguiendo -hasta donde se podía, porque el asunto es de lo más enrevesado- todas esas disputas, a veces tremendamente mezquinas, originadas por la diversidad de enfoques y el carácter difícil de un personaje como Enrique Castro. He leído tanto las invectivas que este publicó como las respuestas que le daban sus antagonistas. Aquel denunciaba supuestas tramas de lobbysmo y prevaricación; estos respondían amenazando con demandas y echando en cara repetidos intentos por controlar diversas redes progresistas. En la trifulca han intervenido por una parte Enrique Castro y algunos de sus secuaces; y por la otra -¡Ver para creer!- un número de personajes entre los que se encuentran los actuales líderes de opinión más significativos de la Web 2.0, entre ellos J.L. Prieto, César Calderón, José Carlos Castillo y nada menos que el mismísimo Marc Vidal. Hubo cuchilladas a mansalva, que quedarán para los siglos en el caché de Google.

    Evidentemente los blogs tienen más vida de la que pensamos. ¿Será igual con las redes sociales, Facebook, Twitter y demás? Lo único que se puede afirmar es que su interés para los partidos políticos es mucho mayor de lo que se piensa. Cierta vez el propio César Calderón me comentó que la web 2.0 tenía sus límites y que no era ninguna panacea para victorias electorales. Es cierto que las redes sociales no consiguen muchos votos. Pero ignoro hasta qué punto César no tenía en cuenta que la verdadera utilidad de las redes sociales puede consistir no en ganar nuevos acólitos para una causa, sino en inmovilizar recursos, en fortalecer el compromiso de las personas que participan en ellas e impedir que se vayan a otras opciones. Las redes sociales no son cosechadoras de votos, sino posiciones defensivas. No sirven para conseguir un número apreciable de nuevos electores, pero sí para impedir que los ya comprometidos deriven hacia otros partidos. Y con cada post que escriben, cada acto que celebran y cada comentario que intercambian se hace más fuerte su compromiso.

    Este aspecto estratégico reviste un interés considerable en el caso de Las Ideas, pues da la impresión de que muchos de los que escriben en este círculo en realidad no son socialistas en el sentido tradicional del término, sino progresistas moderados y gentes de orientación liberal que por una serie de circunstancias han decidido comprometerse con los objetivos del gobierno de Zapatero. El caso del propio Enrique Padrós, fundador de las Ideas y fallecido en 2006 a los 34 años de edad, es paradigmático en este sentido.

  3. Rafael Aguilar Jimenez dijo:

    Patxi Igandekoa, me descubro ante ti y ante la paciencia que tiene la compañera Merce Perello. ¡Fantástico! Vuelvo acreer en el Ser Humano. ¡Gracias, muchas gracias!
    Es impresionante que alguien como este intelectual compañero de blog sea capaz de inhibirse y contar lo que realmente quiere contar, sin interferencias, las precisas. No se cual es su guerra, pero intuyo que no es con el Mundo. Disculparme el atrevimiento pero en la monotonía cotidiana no se tienen estas oportunidades que te regala el azar. En todo caso es para mi un placer compartir este espacio de Democracia y Libertad con seres humanos no mecanizados.

  4. No hay de qué. De vez en cuando uno tiene que demostrar que también sabe ser constructivo. Al fin y al cabo el espíritu de la web 2.0 es aportar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s