No son las redes sociales, son cuatro descerebrados #nocriminalizarlasredes


La criminalización de las redes sociales, casi siempre desde la ignorancia, no es algo nuevo aunque el reciente caso de las amenazas de muerte a Teófila Martínez ha servido para que algunos vuelvan a poner su uso en entredicho.

Mi columna Comunicando en 2.0 de hoy en cadiznoticias.com quiere defender a las redes sociales del uso que hacen de ellas algunos descerebrados:

La alcaldesa de Cádiz, Teófila Martinez, ha sido víctima reciente de amenazas en las redes sociales tras su metedura de pata sobre “el Twitter”. Sus declaraciones han dado la vuelta a España con frases memorables como “tanto Twitter, tanta opinión”, consiguiendo ser trending topic en esta red social. Aunque hubo muchos comentarios jocosos que centraban la mofa en el hecho de que Teófila insinuara que Twitter era de pago, lo más grave de sus declaraciones fue el “tanta opinión”, esa clase de opinión que molesta por no coincidir con la nuestra.

Es condenable toda amenaza que se haga a cualquier persona, sea en las redes o fuera de ellas. Recientemente hemos asistido también a las amenazas sufridas por la delegada del gobierno, Cristina Cifuentes, tras su accidente de moto. Descerebrados unos y otros, que no de la “izquierda radical”, ese ente que algunos convocan ahora sin saber muy bien donde se encuentra. También fueron cuatro descerebrados quienes amenazaron a Elena Valenciano hasta el punto que decidió cerrar su perfil en Twitter. Pero no nos equivoquemos, el problema no son las redes sociales, el problema está en la mente de los descerebrados que las usan para amenazar e intimidar.

La criminalización de las redes sociales no es nueva y los medios de comunicación actúan muchas veces como altavoces haciendo un flaco favor a la moderación y al sentido común. El trágico caso de Marta del Castillo fue un claro ejemplo de ello, con algunos titulares desafortunados y memorables como “Un asesinato de la generación 2.0”, pero no todo vale para captar la atención.

Lo que debemos hacer ante las amenazas en las redes sociales es lo mismo que haríamos fuera de ellas: denunciarlas. Y además podemos hacerlo sin salir de las redes. La policía tiene un perfil en Twitter, @policia, que funciona a la perfección y donde se pueden denunciar todos los perfiles que incurran en estas prácticas. Me consta que funciona porque hace cuatro días, gracias a las denuncias en Twitter, eliminaron un perfil que justificaba los asesinatos machistas.

En cuanto a los más débiles, nuestros hijos, les tenemos que explicar que en las redes no deben fiarse de cualquier persona, al igual que siempre les hemos dicho que cuando van por la calle no se vayan con desconocidos. Las redes sociales son relativamente nuevas y todavía nos queda mucho que aprender, pero si de algo tenemos la certeza absoluta, es que la calumnia, las amenazas y los descerebrados llegaron muchísimo antes. No criminalicemos las redes, saquemos la basura que hay en ellas.

Anuncios

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en comunicación, personal y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s