Es la comunicación, ¡estúpidos!


Alucinados debieron quedarse los periodistas ayer durante la rueda de prensa del presidente plasma. Después de tres años se dignó a comparecer y a responder las preguntas de los medios tras las elecciones del 24M. Eso sí, tardó veinticuatro horas y en la noche electoral dejó que fuera Floriano, ese portento de la palabra, el que hiciera el ridículo balbuceando lo estupendo que era el PP.

De autocrítica nada de nada. Ni Floriano la noche electoral, ni Rajoy ayer, ni nadie en el PP. Lo más parecido fue el “qué hostia, qué hostia” que se le escapó a Rita Barberà, una de las incombustibles del PP que, por suerte para todos, dejará la alcaldía de Valencia tras una desastrosa y faraónica gestión.

El PP ha perdido 2.418.371 votos y 3.757 concejales respecto a 2011. Ha perdido la mayoría en muchos de sus feudos, algo que impedirá gobernar a eternas lideresas como Aguirre, Cospedal, Teófila o Barberá, y… ¡tachán! La culpa es de la comunicación. ¿Qué esperabais que dijera Rajoy? ¿Que habían hecho algo mal? ¿Que la culpa era de los recortes o del desmantelamiento del Estado del Bienestar? ¿De leyes represivas y franquistas como la Ley Mordaza? ¡Anda ya!

Que no nos enteramos. Que el PP ha tenido la desgracia de no anestesiarnos bien, con la lengua de Cervantes, para que nos tragáramos que sus políticas regresivas y su aplicación salvaje de la austeridad era lo mejor que podía pasarnos y la única alternativa para salir de la crisis. ¡Claro que si! ¡En los mundos de Yupi!

Ni comunicación, ni leches. Nos toman por imbéciles y eso se ha visto reflejado en las urnas. Hay cosas que ni la mejor de las comunicaciones podría arreglar jamás. Y una de ellas es la gestión de esta panda de mangantes, como los define a la perfección Ramón Cotarelo. Es imposible justificar que muera gente porque el gobierno decide que la sanidad pública y la dependencia no son prioritarias, mientras se dedica a hacer negocios con la sanidad privada. Y es totalmente imposible justificar, aunque lo intenten, toda la corrupción que corroe al PP como una gangrena.

El PP que siga instalado en su atalaya pensando que todos sus males son culpa de la comunicación. Las generales les darán otro varapalo y nos harán un gran favor a todos los que queremos que se marchen y dejen paso a un gobierno de izquierda.

Artículo publicado en Publicoscopia

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en comunicación, política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s