Independencia: el fin no justifica los medios


El fin no justifica los medios y el tema catalán es un ejemplo de ello. Respeto a quienes se sienten independentistas y también su opción a defender una República independentista para Catalunya, faltaría más. Pero todo no vale y el acuerdo que ayer alcanzaron Junts pel Sí  y la CUP supone una clara victoria de Mas (por mucho paso al lado que haya dado), y una completa rendición y humillación para la CUP. Ayer ya dije,  tras leerlo, que parecía más una bronca a la CUP que un acuerdo serio. Es increíble que dos diputados de un partido anticapitalista  y de izquierda vayan a pasar al lado de una coalición liderada por un partido neoliberal. Al igual que es incomprensible, desde el principio, la participación de ERC en esa coalición. Tanto la CUP como ERC han prostituido su ideología de izquierda por el sueño independentista. Y esto es algo difícilmente entendible y justificable para quienes somos de izquierda.

Desde España, el PP y el PSOE no tienen ninguna credibilidad en este asunto porque jamás han estado a la altura. Lo único que han hecho es contrarrestar a Mas con soflamas españolistas que han conseguido incrementar más el sentimiento independentista. Ciudadanos más de lo mismo y Podemos, como siempre, ha estado jugando al despiste a ver qué les daba más rédito electoral, aunque hay que reconocerles un discurso más inteligente que al resto en este tema.

La negativa al referéndum fue un error desde el principio y a estas alturas hasta el PP lo sabe. ¿Qué miedo tenemos en este país a consultar a la gente y a cambiar la constitución? Eso sí, para contentar a los mercados se cambia en un plis  plas  y no pasa nada. En cambio, durante la campaña, todos los partidos han utilizado el referéndum de forma interesada y vergonzosa, para su propio interés, pero sin aportar argumentos serios al debate, solo pensando en la rentabilidad electoral. La política está llegando a unos niveles que cada vez hacen más comprensible la desafección ciudadana existente.

En el colmo de la desfachatez, Mas dijo ayer tras el acuerdo que con la negociación habían conseguido lo que las urnas no les habían dado. La democracia la dejamos para pasado mañana, como siempre. Y yo me pregunto, ¿que pensará  la militancia de la CUP, tan asamblearia en sus decisiones, de un acuerdo donde no han pintado ni decidido nada?

Y no olvidemos algo muy importante, el procés no está apoyado por la mayoría de la sociedad catalana, y esto es algo que el mismo Baños reconoció tras el 27S. Somos mayoría los catalanes y catalanas que no queremos la independencia, y eso no nos convierte en españolistas  ni en aliados del PP, por mucho  que algunos lo repitan como un mantra. Nuestra opción es tan respetable como la de la independencia y no nos callaremos.

Algo que pretende  construirse  con pies de barro y sin un apoyo social mayoritario puede desmoronarse  antes de tiempo. Como he dicho al principio, todo no vale y el fin no justifica los medios.

Artículo  publicado en Publicoscopia

Acerca de mercè

documentalista, bloguera, socialista y socrática convencida
Esta entrada fue publicada en Cataluña y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s